Cómo lavar una bicicleta MTB correctamente

por / domingo, 04 agosto 2019 / Publicado enCiclismo, Consejos

Una de las cosas más importantes para mantener tu bici MTB en perfectas condiciones y alargar su vida útil, es lavarla correctamente después de terminar una ruta para eliminar cualquier resto de suciedad que haya podido acumular.

Mucha gente cree que lavar una bicicleta MTB es necesario únicamente en días de lluvia y de barro, pero esto es un error, ya que la limpieza es igual de importante en días secos, cuando los diferentes componentes de la bici pueden acumular polvo y todo tipo de tierra.

Tal es su importancia, que hemos realizado un post en el que vamos a explicar cómo lavar una bicicleta MTB de la manera correcta, y así poder disfrutar al máximo de ella sin que el paso del tiempo sea un problema.

¿Qué materiales necesitas para limpiar una bicicleta MTB?

Para limpiar una bicicleta MTB de la manera correcta, será fundamental contar con los materiales adecuados que te permitan llevar a cabo esa limpieza.

Lo más recomendable y eficaz es una manguera convencional, por delante de las mangueras de agua a presión, ya que dada su elevada potencia el agua podría penetrar en el interior de los componentes de nuestras bicis.

También necesitaremos un jabón desengrasante a poder ser, específico para bicicletas. Otros elementos como la esponja, cepillos, trapos para secar la bici y un lubricante para el final también serán indispensables.

Pasos para la limpieza de una bicicleta MTB

A continuación te vamos a dar los pasos para lavar una bicicleta MTB correctamente, en menos de quince minutos.

Paso 1 – Transmisión

Te recomendamos que comiences la limpieza de la bici MTB por los elementos de transmisión (cadena, piñones y platos), que son los que más suciedad acumulan y los primeros en desgastarse. Será fundamental mantenerlos limpios y perfectamente engrasados.

Paso 2 – Ruedas y cuadro

Una vez hayas limpiado los elementos de transmisión, lo siguiente será limpiar las ruedas, el cuadro y el resto de elementos, a excepción de frenos de disco. Para ello deberás utilizar una esponja y un cepillo que te permita llegar a las zonas más escondidas.

Después deberás aclarar el jabón y los productos desengrasantes con la manguera de agua, ya que si quedaran restos impregnados podría resultar muy perjudicial para el funcionamiento de la bici.

Paso 3 – Discos de freno

El tercer paso consistirá en limpiar los discos de freno de la bicicleta MTB. Aquí hay que extremar las precauciones, ya que si los discos o pastillas de freno se ensuciasen de grasa, podrían estropearse, teniendo incluso que sustituirlos por unos nuevos. Para este proceso te recomendamos utilizar guantes.

Paso 3 – Secado de la bici

Tan importante es la limpieza como el secado de la bicicleta MTB, siendo lo más recomendable utilizar trapos limpios. De hecho, lo mejor sería utilizar un trapo para secar la cadena y la transmisión, y otro trapo diferente para secar el resto de la bici.

No cometas el error de dejar secar la bici al sol, ya que todavía no estará engrasada y el agua podría oxidar sus diferentes componentes.

Paso 4 –  Engrasado

Una vez la bici esté limpia y perfectamente seca, tan solo quedará engrasar las partes móviles y lubricar la cadena correctamente.

SUBIR